viernes, 20 de abril de 2012

Eleonora Requena, de nuevo



Una nueva visita de Eleonora Requena a nuestro Taller de Poesía, el pasado lunes 16 de abril d 2012. Grata sesión, pero plena de la tensión que genera la palabra poética. Nos ofreció un recorrido por la génesis de sus diversas publicaciones: Sed (1998), Mandados (2000), Es de día (2004), La noche y sus agüeros (2007), Ética del aire (2008), así como por los caminos que desanda actualmente. De este último trecho, el siguiente poema:


Incendio mi prisión. Tiro mis vestidos al fuego. Arrojo al reloj que fue mi corazón fuera de mi pecho. Salgo a la calle, vestida con mi propia sangre.
Heiner Müller. Máquina Hamlet



-En otro lugar abro la senda, ahora desliza entre los juncos nada

-Voluntad, me contrarías
debí vivir por siempre para al fin disolverme


- Suéltenme, deténganme, al barro debo ir, al fondo

 -Quise desaparecer pero el silencio trama en leves ondas

-Ellos con sus sierpes, con sus culpas, con su miedo
todo ha de saberse y de fingirse
soy laida, la presencia infame


-Al cabo de otro tiempo
ineluctablemente 

¿germinaré?

-Incorruptibles voces orlan un festín de ratas
Ya murió, ya murió, ¿Ha qué más dolor?


-No soy ella, la silente y torva, la sin voz

-Soy mi propio gesto anegado, la fantasmagoría de un encanto 
la niña, la puta, la suicida, la alocada 


carne fresca para los perros

Eleonora Requena
Poema sin título tomado de su blog Nocturna, mas no funesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada